Los KPI más relevantes para TMS

KPI para transporte TMS

6 indicadores que debes tener en cuenta si quieres optimizar el transporte.

En el competitivo mundo del transporte y la logística, la eficiencia es clave. Un Sistema de Gestión de Transporte (TMS) se ha convertido en una herramienta fundamental para las empresas que buscan optimizar sus operaciones. Sin embargo, para evaluar su efectividad y mejorar continuamente, es crucial entender y medir los indicadores clave de rendimiento (KPI) asociados. Estos KPI no solo proporcionan una visión de la eficacia del TMS, sino que también señalan áreas de mejora potencial. En este artículo, exploraremos algunos de los KPI más importantes en un TMS y su importancia en la gestión logística.

Los KPI tienen dos funcionalidades básicas: 1. Medir la perfomance del transporte de tu empresa de forma que podamos tener presentes los indicadores más importantes y que estos sean comparables en el tiempo. 2. Poder detectar áreas que se pueden buscar soluciones para optimizar la operativa diaria.

1. Coste por envío

Uno de los KPI más básicos pero fundamentales es el costo por envío. Esto implica calcular el costo total de transporte por unidad de carga enviada. Este KPI puede desglosarse aún más para incluir componentes como costos de combustible, tarifas de transporte, costos de embalaje, entre otros. Al monitorear este KPI, las empresas pueden identificar oportunidades para reducir costos, ya sea optimizando rutas, consolidando envíos o negociando tarifas más favorables con transportistas.

2. Tiempo de tránsito

El tiempo de tránsito se refiere al tiempo que tarda un envío en moverse desde el punto de origen al destino final. Es crucial para garantizar la satisfacción del cliente y mantener la eficiencia operativa. Un TMS efectivo debe proporcionar datos precisos sobre el tiempo de tránsito real versus el tiempo planificado, lo que permite a las empresas identificar cuellos de botella y mejorar la planificación de rutas.

3. Precisión del inventario

Un buen TMS no solo se ocupa del transporte de mercancías, sino que también gestiona el inventario. La precisión del inventario es un KPI importante que mide la exactitud entre el inventario registrado en el sistema y el inventario físico. Esto es crucial para evitar errores de inventario, pérdidas y retrasos en la entrega. Disponer de un inventario físico fiel a lo que el sistema refleja hará que TMS pueda optimizar rutas según dónde estén los artículos que necesita mover y que cuando llegue a ese punto se encuentren en disposición para ser cargados en un vehículo y llegar a su punto de destino a tiempo.

4. Porcentaje de carga completa

Este KPI evalúa la eficiencia en la utilización del espacio de carga. Un alto porcentaje de carga completa indica una utilización óptima de los recursos, mientras que un bajo porcentaje puede señalar ineficiencias en la planificación de carga. Al optimizar este KPI, las empresas pueden reducir costos y minimizar el impacto ambiental al reducir la cantidad de envíos parciales. Una empresa puede utilizar el porcentaje de carga completa como un indicador de la eficacia de sus procesos de consolidación de carga y planificación de rutas. Al aumentar el porcentaje de carga completa, la empresa puede reducir el número de viajes necesarios para transportar la misma cantidad de mercancías, lo que a su vez reduce los costos operativos y las emisiones de carbono.

5. Cumplimiento de los pedidos y plazos de entrega

El cumplimiento de pedidos mide la capacidad del TMS para cumplir con los plazos de entrega prometidos a los clientes. Esto incluye tanto la puntualidad como la precisión en la entrega. Un alto nivel de cumplimiento de pedidos es esencial para mantener la satisfacción del cliente y la reputación de la marca. Monitorear el cumplimiento de pedidos es un indicador clave de la calidad del servicio al cliente. Garantizar que los pedidos se entreguen a tiempo y en condiciones óptimas, puede mejorar la experiencia del cliente y fomentar la fidelidad a la marca.

6. Coste de la mano de obra

Además de los costos directos de transporte, el costo de mano de obra también es un factor importante a considerar. Este KPI evalúa la eficiencia en la asignación de recursos humanos, incluida la planificación de rutas, la carga y descarga de mercancías, y la gestión administrativa. Al reducir el costo de mano de obra, las empresas pueden mejorar su rentabilidad y competitividad. Si conseguimos reducir los costes de mano de obra mientras mantenemos la buena actuación del resto de indicadores, podemos intuir que la empresa está siendo más eficiente en sus procesos de transporte, teniendo un equipo con experiencia ganada en el día a día y un sistema de transporte que está añadiendo valor para que todo el proceso se optimice.

En conclusión, los KPI de rendimiento en un Sistema de Gestión de Transporte son fundamentales para evaluar y mejorar la eficiencia logística. Al monitorear y optimizar estos KPI, las empresas pueden reducir costos, mejorar la satisfacción del cliente y mantener una ventaja competitiva en el mercado. Un TMS efectivo no solo facilita la gestión de transporte, sino que también se convierte en una herramienta estratégica para impulsar el éxito empresarial en el complejo mundo de la logística moderna.

CONTACTO BLUEGISTICS

Inicie la evolución digital de su cadena de suministro con la ayuda de nuestro equipo de especialistas y consultores acreditados. Le acompañaremos desde la selección y el análisis de la solución hasta su implantación, gestión tecnológica y asistencia.

Your request has been successfully submitted.
You will receive an email with the ebook soon.